SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

El miércoles debutan las tarifas aéreas "low cost"

Las aerolíneas tienen libertad para fijar tarifas para vuelos de cabotaje, ida y vuelta, comprados con una anticipación no menor a 30 días.

Ministro Guillermo Dietrich foto MARCELO CARROLL


Luis Ceriotto

 

 

Líneas Aéreas


Low Cost


El miércoles entrarán en vigencia las tarifas aéreas "low cost", a partir de lo cual las aerolíneas tendrán libertad absoluta para cobrar lo que decidan por los tickets de vuelos de cabotaje.Hasta hoy, tenían liberado el techo y desde mañana podrán cobrar lo que quieran hacia abajo: si deciden vender asientos a precio de remate, ya no habrá más restricciones, excepto en lo referido a la anticipación con que debe ser comprado el pasaje y que éste sea siempre de ida y vuelta.

El texto de la normativa, a la que tuvo acceso Clarín, dice: "Autorízase a los explotadores de servicios regulares de transporte aéreo interno de pasajeros, a partir de las CERO (0) hora del día siguiente a la publicación de la presente resolución en el Boletín Oficial de la República Argentina, a aplicar tarifas inferiores a las tarifas de referencia vigentes para las ventas de pasajes aéreos de ida y vuelta que se realicen con más de TREINTA (30) días de anticipación".

Según fuentes del Ministerio de Transportes, la norma saldrá con formato de resolución y la firma del titular de la cartera, Guillermo Dietrich. Está previsto que su publicación sea mañana mismo.

Esta norma, que es resistida por los gremios aeronáuticos y que -en voz baja- tampoco les gusta nada a las principales aerolíneas del sector, le otorgará una herramienta de marketing a las aerolíneas "low cost"como Flybondique ya opera en el país, y a otras que ya tienen autorización del Gobierno pero aún no comenzaron a volar, como Norwegian y Jet Smart. 

Lo cierto es que, hoy mismo, ya hay una sensible baja en dólares de los precios para volar dentro de la Argentina. Un tramo ida y vuelta entre Buenos Aires y Córdoba cotiza alrededor de 1.500 pesos o menos, el equivalente a poco más de 50 dólares o menos de US$ 30 por tramo. En 2014, esa misma tarifa superaba los 100 dólares. Pero desde ese año la tarifa quedó congelada: no fue actualizada, ni por el gobierno anterior ni el actual. La inflación se encargó de ir licuando los precios. 

Lo que no se podía hacer hasta ahora era ofrecer asientos por 10 pesos. Eso es lo que pidió públicamente el titular de Flybondi, Julian Cook. De hecho, éste era el segundo pedido importante que Flybondi le había hecho al Gobierno, una vez que le fueron otorgadas decenas de rutas nacionales e internacionales. El primer pedido fue operar en el aeropuerto de El Palomar, a lo cual el Gobierno no sólo accedió sino que, a través del Orsna, comenzó a hacer obras para transformar la vieja base militar en un el aeropuerto para vuelos comerciales. El segundo pedido de Flybondi era, precisamente, eliminar el piso de la banda tarifaria. Desde esta semana, es otro deseo concedido. 

ESPACIO PUBLICITARIO