SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

Con grado tres de alcoholemia, se estrelló contra un paredón






Oran: Un accidente con suerte pero de características cinematográficas protagonizó ayer en la madrugada un ciudadano de Orán, en el norte de la provincia.
El sujeto, con casi 4 gramos de alcohol en sangre, prácticamente incrustó su automóvil contra un muro y produjo en él un cráter de gran tamaño y un susto de aquellos para quienes habitaban detrás de las paredes.
Ocurrió en horas de la madrugada en calle Emilia Bustamante, entre Laprida y General Paz.
En el automóvil viajaba una pareja joven, que se hallaba totalmente alcoholizada.
La violencia del impacto hizo que el automóvil ingresara su trompa detrás de la pared del muro y quedara incrustado con sus ocupantes heridos.
Una dotación de Bomberos Voluntarios debió trabajar casi una hora para lograr sacar el automóvil de su cepo de ladrillos y así poder rescatar a uno de los heridos, que para entonces se hallaba casi inconsciente pero no solo de los golpes recibidos sino de los casi 4 gramos de alcohol en sangre que dio el dosaje ordenado por la fiscalía de turno.
Hasta el cierre de esta edición, el informe médico indicó que las lesiones recibidas por la pareja no fueron de gravedad.
Sanciones

El joven conductor fue sancionado, según una fuente, con una multa gravosa y se estudiaba por ayer retenerle la licencia de conducir por tiempo indeterminado.
Con respecto a los moradores del lugar, la suerte también estuvo de su lado, ya que al otro lado de la pared por donde ingresó el vehículo no había personas pernoctando ni presentes, por lo que la caída del muro y el ingreso del automóvil solo produjo daños materiales sobre la propiedad y la destrucción del vehículo.
Personal de Bomberos Voluntarios trabajaron hasta el amanecer para retirar el automóvil luego del rescate de las personas y después para apuntalar la pared vencida por la furia del conductor alcoholizado al volante.
 

ESPACIO PUBLICITARIO