SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

GRAL. GUEMES: RAPTARON A UN CAPATAZ Y LE ROBARON $260 MIL PARA PAGOS




Un secuestro seguido de robo -digno de una película- dejó sin sus haberes a unos treinta peones rurales del departamento de General Güemes, según denunció el capataz de una finca y a la vez pagador de los haberes.
El suceso, que conmocionó a la capital del vecino departamento ocurrió en la tarde del viernes, aproximadamente alrededor de las 19.30.
Según fuentes del Valle de Siancas, la Policía de la ciudad de General Güemes recibió una llamada telefónica realizada por un capataz de finca, identificado como Julio Rosas.
El hombre aseguró a su interlocutor policial que había sido secuestrado y abandonado entre cañaverales a pocos kilómetros del paraje Torzalito sobre la ruta nacional 34.
La Policía, ante tamaña denuncia, salió con todo el equipo hacia la zona y en pocos minutos llegó hasta la estación de servicio desde donde se realizó la llamada.
Allí se encontraron con el denunciante Rosas, quien se encontraba en buen estado de salud.
Una fuente de seguridad dijo que el supuesto secuestrado tenía lesiones solo en sus muñecas, que mostraban signos de haber sido atadas.
En forma inmediata se dio inicio a la búsqueda de los secuestradores, sin poder dar con una pista firma hasta el día de ayer.
260.000 pesos
Una fuente de General Güemes dijo a El Tribuno que el monto que llevaba para pagar sueldos el capataz ascendía a la cifra de 260.000 pesos en moneda nacional.
De acuerdo a lo denunciado por Julio Rosas, él se dirigía hacia la finca donde se desempeña como capataz.
La finca está ubicada en cercanías a la localidad de Cobos y Rosas, con el dinero que llevaba encima, debía hacer efectivo el pago a los trabajadores rurales.
Según él mismo expresó, cuando se bajó de su camioneta Volskwagen Saveiro de color azul para abrir la tranquera, dos sujetos lo abordaron a punta de pistola y lo redujeron, atándole las manos y subiéndolo a su propia camioneta en la cual escaparon.
Los malvivientes ascendieron a la autopista o ruta 9 y al llegar a la rotonda del paraje Torzalito tomaron dirección sur, es decir hacia el peaje de Cabeza de Buey. Mucho antes de llegar al puesto de peaje, ingresaron hacia unos cañaverales donde se bajaron, abandonándolo a él, que estaba recostado en el piso, y a su camioneta, llevándose todo el dinero y las llaves del vehículo.
Cuando Rosas estuvo seguro de que estaba solo, comenzó a luchar para desatarse.
Esto lo llevó varios minutos hasta que finalmente se liberó.
Una vez con las manos libres, salió de la camioneta y se dirigió hacia la ruta 34, donde fue auxiliado por un conductor que lo trasladó hacia Torzalito, desde donde pudo dar aviso sobre lo ocurrido.
La investigación continúa, en principio se hacía referencia a la participación de un auto Gol color oscuro, pero en la denuncia realizada por la víctima, no se describe la participación de ningún otro automóvil además del suyo, también declara que no pudo ver en qué escaparon los secuestradores, si lo hicieron en forma peatonal o con la colaboración de una tercera persona.
El caso, que tiene pocos antecedentes, puso en el tapete la seguridad de los emprendi mientos de la zona.

ESPACIO PUBLICITARIO