SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

El IPV: Desadjudicara Viviendas en toda la Provincia de Salta




Unas 760 viviendas del IPV están en proceso de desadjudicación.
Constan que no fueron habitadas o adeudan cuotas. El nivel de mora llega al 40%La cantidad de esas casas equivale al 72% de la última etapa de la urbanización de El Huaico.
El Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) tiene en proceso de revocación 760 casas sociales en toda la provincia por no habitarlas en el tiempo exigido, entre otros motivos.
Para tener una referencia, la cantidad de viviendas que el IPV pretende desadjudicar por la violación de los requerimientos básicos equivale al 72 por ciento de las 1.049 unidades que fueron entregadas en la última etapa en El Huaico. Esa urbanización tiene casi 4.500 nuevos propietarios.
A ese panorama se debe sumar el gran déficit habitacional que padece una buena porción de las familias salteñas. De acuerdo a la Cámara Inmobiliaria de Salta, faltan unas 90 mil viviendas en la provincia.
Las casas que entraron en este proceso de quita por parte del organismo, contemplado en la resolución 032/10 del IPV, se produce por dos incumplimientos. El primero de ellos se refiere al cargo de la obligación de habitar la vivienda en tiempo y forma por el lapso de cinco años a partir del día de entrega. Mientras que el segundo motivo se establece como causales de la revocatoria de adjudicaciones las ampliaciones, modificaciones o cualquier clase de obra que altere el estado edilicio del inmueble sin autorización.
Desde el IPV aclararon que los beneficiarios cuentan con los resortes legales necesario consagrados por la ley de procedimiento administrativo de la provincia de Salta para el fiel ejercicio de su derecho de defensa. Culminado tal procedimiento, se habilita luego la acción contenciosa para dirimir la cuestión en los juzgados Contencioso Administrativo de la Provincia.
Dentro de los cinco años del período de habitabilidad obligatorio, personal del organismo provincial realiza las inspecciones para acreditar que allí reside el grupo familiar adjudicatario. Los operativos se hacen en distintos días y horarios tanto diurnos como nocturnos y días hábiles como inhábiles.
Desde el Instituto de la Vivienda explicaron que el período de habitabilidad corresponde desde que se hace la entrega la vivienda hasta cumplir los cinco años en el que los beneficiarios deben habitarla obligatoriamente, pero eso no significa que si durante ese tiempo se encuentra una irregularidad, no se pueda extender el mencionado período.
Morosidad
El porcentaje de morosidad es alto, por lo que resulta difícil nivelar las cuentas entre lo que se invierte en construcción de viviendas y lo que se recauda como pago de cuotas. Según datos provistos por el IPV, llega al 40%, considerando que se toma como moroso a quien no pague tres cuotas consecutivas o cinco alternadas.
Es por eso que desde el organismo provincial ponen en marcha moratorias, como ocurrió meses atrás, para los adjudicatarios que adeudan cuotas, que por lo general tienen una condonación del total o una parte de los intereses generados.
Cuotas accesibles
Uno de los grandes beneficios que tiene el IPV es lo accesible que son las cuotas, que son variables y por lo general se terminan licuando con el paso del tiempo. Desde el IPV explicaron que cuando se termina la obra se calcula el gasto que se hizo y de allí se desprende el valor de las cuotas. Por ejemplo, para las últimas viviendas que se entregaron los montos rondan los $3.500, menos de la mitad de lo que cuesta un alquiler tradicional. Ante esta situación, el IPV está estudiando la posibilidad de actualizar las cuotas. Dicho reajuste sería para los adjudicatarios de ahora en adelante y para aquellos beneficiarios que se encuentran en mora y que no hayan cumplido el compromiso de pago.


LAS "NUEVAS" CAUSALES DE DESADJUDICACIÓN
 a) No ocupar la vivienda en forma efectiva e inmediata desde la entrega de la llave de la misma, conjuntamente con el grupo familiar denunciado. Esta circunstancia, debidamente constatada, constituye prueba suficiente y presunción legítima de que el incumplidor no mantiene su necesidad de acceder a la vivienda;
b) No habitar la vivienda en forma efectiva durante el plazo de veinte (20) años, salvo cancelación total previa;
c) No mantener la vivienda en perfecto estado de uso, conservación y limpieza;
d) No cumplir, en tiempo y forma, con el pago de tres (3) cuotas consecutivas o 5 alternadas como así también con el abono de los impuestos, tasas y contribuciones ordinarias y extraordinarias creadas o a crearse que gravaren al inmueble;
e) No permitir la inspección del inmueble cuantas veces la autoridad de aplicación estime conveniente, oportuno y necesario;
f) No destinar la vivienda adjudicada a morada del grupo familiar adjudicatario;
g) Transferir, ceder, arrendar, dar en préstamo por cualquier titulo, constituir derecho de uso y/o goce a favor de terceros, sea en forma gratuita u onerosa, total o parcialmente la vivienda adjudicada;
h) Utilizar la vivienda para usos exclusivamente comerciales o industriales;
i) Haber incurrido en falseamiento y/u ocultamiento de los datos que hubieran servido de base para la adjudicación del inmueble, como aquellos otros que sean proporcionados con posterioridad;
j) Alterar el fin social del plan de vivienda

ESPACIO PUBLICITARIO