SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

Estados Unidos bombardea Siria en coalición con Francia y Reino Unido




Trump anuncia que sostendrá la respuesta hasta que el régimen "asesino" de Bachar El Asad abandone las armas químicas. Advierte a Rusia e Irán de que deben decidir de qué lado están en el conflicto


Estados Unidos demostró esta noche su poder al mundo. En una demoledora operación militar, atacó en coordinación con Francia y el Reino Unido al régimen de Bachar El Asad por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil de Duma. El presidente de EEUU, Donald Trump, en un discurso a la nación desde la Casa Blanca, afirmó que mantendría el pulso hasta que Siria abandonase el uso de armas químicas. “Son los crímenes de un monstruo”, declaró. La represalia, centrada en un "ataque de precisión" supuestamente contra centros de investigación y almacenamiento de armas químicas, retumbó más allá de tierras sirias. A Rusia e Irán, Trump les hizo saber que Estados Unidos, bajo su mando, no titubea: dispara. “Están a apoyando a un asesino de masas. Deben decidir de qué lado están”, sentenció.
Por una vez, Trump ha sido previsible. Tras seis días de redoble de tambor, a las 9 de la noche de este viernes ha lanzado el ataque que ha mantenido en vilo al mundo desde que el domingo pasado anunciase que iba a hacer pagar “un alto precio” a Siria. Sin que se conozcan aún los objetivos ni el alcance de la intervención, de las palabras del presidente de EEUU ha quedado claro que se trata de una campaña sostenida ante lo que la Casa Blanca considera una escalada del régimen de Bachar El Asad. “Es el mal, han gaseado a madres e hijos”, afirmó el presidente. De su discurso, también se derivó una advertencia a Rusia, por haber sido incapaz de frenar a Damasco, y a Irán, por brindarle su apoyo. "Ójala algún día vengan con nosotros", dijo.
El ataque a Siria forma parte de una historia interminable. Trump siempre ha deseado salir de Siria. Hoy mismo, en su discurso, ha recordado que no busca la presencia permanente de EEUU en el territorio. Es un pensamiento que le acompaña desde mucho antes de la alcanzar la presidencia y que sigue vivo en él. Hace solo 10 días, el 3 de abril, el presidente clamó públicamente por salir del conflicto y repatriar a los 2.000 soldados. “No sacamos nada de ello. No tenemos nada, excepto muerte y destrucción. Es horrible”, afirmó entonces. Cuatro días después, todo cambió. La población civil de la rebelde Duma, según la versión estadounidense, fue gaseada. Hubo al menos 60 muertos y cientos de heridos.

ESPACIO PUBLICITARIO