SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

Padres de la Esc. Tavella se pusieron Mano de obra en una escuela



Nuevas autoridades en la Cooperadora escolar, con ganas trabajar y hacer cosas por los demás.

Durante la primera semana de clases, en la escuela primaria Monseñor Roberto Tavella de la ciudad de Güemes, su nueva directora, Griselda Taritolay, llamó a reunión de padres para conformar una nueva comisión cooperadora. Tras la presentación de algunas propuestas, fue electa como presidenta Ely Sánchez junto a Ariel Burgos, quien la acompaña en la vicepresidencia. La promesa de esta comisión fue la de poner en forma inmediata manos a la obra para producir importantes mejoras en el establecimiento. Ariel “el Ñato” Burgos es un exboxeador reconocido a nivel nacional y también es muy conocido por la gran fuerza de empuje que le imprime a todo proyecto que él mismo elabora para lograr cosas por los demás. Se ha destacado a lo largo de su vida, luego de dejar atrás el pugilato, por la realización de eventos deportivos solidarios. Pero no solo su actividad se centró en lo deportivo; también fue muy reconocida su incursión dentro de lo gauchesco. Debido a la gran cantidad de amigos cosechados en su etapa como boxeador, el apoyo a “sus locuras”, como él las denomina, nunca faltó. “No tenemos que esperar que otros lo hagan, que lo haga la Municipalidad o el Gobierno provincial. Hay cosas que podemos hacer nosotros; creo que en estos tiempos que vivimos nos olvidamos de involucrarnos porque tenemos metido en la cabeza que el Gobierno nos tiene que dar y hacer todo. Yo asumí este cargo y pienso dejar este año una linda escuela Tavella, porque aquí cursé mis estudios primarios”.

Fue mayúscula la sorpresa de las cocineras y personal de maestranza cuando a pocos días de asumido, el Ñato Burgos se apareció en la escuela con un amigo a realizar la ampliación de la cocina. “Yo veía lo incómodas que estaban cocinando para 400 alumnos y sé que hicieron gestiones para agrandar la cocina, pero sin respuesta. Fui a ver a mis amigos de los corralones para que me donarán el material. Ahora con mi amigo Norberto Chaile hicimos el trabajo que ellas necesitaban, agrandamos la cocina y no nos costó nada”.
La ayuda se contagia
Pero no solo la cocina se vio beneficiada con las tareas de mejoras, también hubo limpieza de canaletas y pequeños parches sobre las veredas para evitar accidentes. “Lo lindo de todo esto es que se van sumando gente. Ya tengo el compromiso de varias personas, van a aportar con mano de obra o con materiales; La mayoría son exalumnos. Si te ven trabajar se contagian y eso ayuda un montón. Yo me puse un objetivo, este año voy a entregar una escuela muy bonita, la vamos a pintar, estamos ideando un bono contribución para juntar los fondos y estoy seguro que lo podemos hacer”, expresó el Ñato Ariel Burgos.
Fuente: Diario El Tribuno de Salta

ESPACIO PUBLICITARIO