SOMOS EL PORTAL DE GUEMES

Dolor y desamparo: el femicidio de Cobos dejó cuatro niños huérfanos



En medio de llanto e incertidumbre fueron inhumanos los restos de Ely Condorí.Amigos del hombre que la apuñaló dijeron que él había revelado que iba a matarla.

Toda la comunidad de la localidad de Cobos se acercó hasta el inmueble donde los restos de Ely Condorí, la mujer asesinada por su expareja el domingo a la madrugada, estaban siendo velados.
A lo largo del día, familiares, amigos y vecinos acompañaron a sus ocho hijos que cumplieron con la ceremonia de honrar a su ser querido.
Ya en la tarde, con un sol que apenas calentaba la calle, se realizó la inhumación.
Un gran momento de dolor se vivió durante el lento y silencioso paso del cortejo fúnebre, que acompañó a la víctima hasta su última morada en el cementerio de Cobos.
Sus ocho hijos, abrazados entre ellos y por familiares, no encontraban consuelo ni una explicación a lo sucedido; solo deseaban que un milagro hiciera que su mamá despertara.
La despedida de Ely dejó una herida abierta en Cobos y en toda la provincia. Ella fue víctima de violencia de género y sus hijos también. Su violenta muerte dejó a ocho hijos -mayores y menores de edad- sin su principal referente.
Premeditación
Muchos son los rumores sobre lo que pasó aquella noche, pero existe una gran coincidencia en cuanto a la premeditación del asesinato.
Miguel Ajalla, de quien Ely se había separado hacía un mes, hizo muchos comentarios sobre el ataque homicida que tenía pensado cometer contra su exmujer. Y así lo expresaron ayer varios de sus excompañeros de trabajo en el ingenio San Isidro.
Las pericias indican que Ely intentó defenderse de su agresor, tenía las manos cortadas, pero alrededor de 8 puñaladas terminaron con su vida.
"Yo apelo ahora a la solidaridad de la gente pero especialmente de la parte política, deben hacer algo para proteger a esos niños, que en una sola noche quedaron desamparados", fueron las expresiones de Olga Quispe, una prima hermana de Ely Condorí.
"Ella no merecía esto, era una mujer muy trabajadora, decidió venirse a Gemes porque ya no soportaba la vida que llevaba con su pareja. Yo le dije que no piense en volver ahora que ya se había ido de la casa, pero ella sentía mucho el alejamiento de sus hijos, yo sabía que si alguna vez regresaba a ese lugar, algo malo podría pasarle".
No quieren volver a la casa
Después de la terrible escena que vivieron y vieron, los hijos de Ely Condorí ya dijeron que no quieren volver a vivir en la casa de Cobos, donde fue asesinada su madre.
"Ellos me dijeron, como tía, que no quieren volver a esa vivienda, que los ayude a encontrar otro lugar adonde vivir", explicó ayer Olga, minutos después del sepelio.
"Imagino que debe ser muy doloroso encontrarse día a día con todos esos recuerdos, que deberían haber sido hermosos porque ellos estaban festejando un cumpleaños de 15, pero que se transformó en una verdadera pesadilla", añadió.
La tía de los hijos de Ely estimó que "seguramente será difícil encontrarles una nueva casa pero vamos a realizar las gestiones que sean necesarias aquí en el pueblo y en la ciudad de Salta".
Contó que tras el femicidio, "vino gente de Salta para ver la situación de los niños, con quiénes van a quedar, quién se hará cargo de la tutela y otros aspectos".
La tía estimó que "todo quedará en manos de la hermana mayor". Se trata de la joven con quien Ely Condorí se había ido a vivir a General Güemes
Indemnización
Miguel Ajalla, quien desde la madrugada del homicidio permanece detenido, como trabajador del ingenio San Isidro, quedó cesanteado con el cierre del ingenio azucarero.
Al igual que sus compañeros tuvo que haber percibido el 50 por ciento de la indemnización, pago que los extrabajadores estuvieron recibiendo durante la semana anterior.
Si bien los montos son distintos dependiendo de la tarea realizada, el promedio de los percibido ronda los 250.000 pesos, dinero que ahora le pertenecería a sus hijos.
Ayer no se sabía si ese dinero había sido retirado del banco o aún estaban depositados.
"Con ese monto los chicos podrían comenzar de nuevo o al menos tener un respaldo hasta que logren acomodarse, más allá de todo el dolor por el que en estos momentos están atravesando", dijo un afligido vecino de la familia.
Ely Condorí fue asesinada a puñaladas por su expareja, Miguel Ajalla, el domingo a la madrugada, durante el cumpleaños de 15 de una de las hijas del matrimonio.
Harán una colecta solidaria
Preocupada por la situación inmediata de los hijos de Ely Condori, asesinada el domingo último, Norma Pacheco, vecina de la localidad de Cobos, iniciará desde hoy, a primera hora de la mañana, una colecta solidaria a favor de los niños del malogrado matrimonio.
“No sé cuál será la situación de ellos, pero al ser niños seguramente no deben tener nada para vivir en este momento. Es por esa razón que decidí lanzar una colecta de dinero, mañana (por hoy) lo más temprano posible voy a salir con una urna, casa por casa a pedir la colaboración”, anticipó la mujer. Y convocó a todos los lugareños a sumar su granito de arena.
“Cuando haya recorrido todo Cobos, voy a realizar la entrega a los hijos de Ely, estoy segura de que todos van a colaborar”, concluyó.
Sergio Tapia - El Tribuno de Salta

ESPACIO PUBLICITARIO