GENERAL GUEMES: CENA Y FESTEJO DE LA LIGA DE VOLEY DE LAS MADRES

El Vóley de las Madres conjuga deporte y distracción, en un tradicional evento que se repite desde hace una década.


Las integrantes de Maxi Gemes, durante la entrega de premios. Agencia

Uno de los torneos más importantes que se disputa en la ciudad de Güemes es el Vóley de las Madres, una competencia que comenzó como parte de las actividades por el Día de la Madre, pero que debido a la gran convocatoria de equipos tiende a independizarse para conformar una asociación. 
Los primeros torneos tuvieron lugar hace más de una década, surgieron como un juego dentro de las actividades recreativas en la Semana de Mamá, pero en las ediciones sucesivas de los juegos el total de equipos participantes se vio incrementado al igual que el nivel de juego. Se hizo necesario entonces crear dos categorías; una categoría A con jugadoras de nivel competitivo y otra categoría B con un nivel inferior o recreativo. 

Este año hubo 29 equipos entre ambas categorías. El torneo comenzó en septiembre y culminó la semana anterior. 
Realmente las mamás le dedican un buen tiempo al vóley; les gusta jugar. El torneo sigue siendo parte de las actividades por el Día de la Madre. Ya en años anteriores los equipos participantes habían expresado el deseo de conformar una liga o Asociación de Vóley de las Madres. Se estuvo trabajando en eso pero no se llegó a completar el trámite. 
“La idea sigue en pie, sería algo así como una entidad deportiva cuyos equipos estén integrados por mamás, eso permitiría realizar un torneo anual y creemos que en poco tiempo será una realidad”, afirmaron las madres.

Sin asociación

En el departamento Güemes el vóley no cuenta con una asociación. Hay dos equipos que deben inscribirse en el torneo de la Asociación Salteña para poder jugar. Para las jugadoras que ya cuentan con una familia, les parece más atractivo participar de este tipo de torneo amateurs, debido a que no tiene exigencias. Por tratarse de jugadoras con familia a cargo, el tiempo que disponen para el juego es muy acotado, por lo que un torneo que amalgama lo competitivo y lo recreativo se torna ideal.
El cierre del torneo edición 2017 se llevó a cabo el pasado viernes en las instalaciones del complejo polideportivo. Allí las jugadoras disfrutaron de un asado. 
Para que el evento sea más ágil, cada equipo participante realizó la compra de la carne y prepararon las ensaladas, trajeron sus parrillas y sus asadores al complejo. Cada equipo preparó su propia cena y durante la comida se entregaron los trofeos a los equipos ganadores.
El equipo campeón en categoría A competitivo fue Maxi-Güemes. “Las integrantes de este equipo jugamos hace varios años juntas, ya nos conocemos muy bien. Debo reconocer que el nivel de juego es cada año mejor. Durante la final pensamos que la perdíamos, por suerte supimos dar vuelta el resultado y salir campeonas” expresó Lorena Palavecino, su capitana.

En categoría B recreativo el equipo campeón fue Santa Rosa. “Es muy lindo poder jugar, nos distrae bastante, no hay mucho deporte por hacer en Güemes y nos gustaría que sea un poco más extenso. Estamos felices con haber sido las campeonas”, expresó su capitana Adelina Díaz.

ESPACIO PUBLICITARIO