Jugador y Guemense destacado, Walter Busse, el otro lado del jugador




Junin (Bs. As.): En los tiempos que corren, los futbolistas profesionales, sobre todo los que se encuentran jugando en la elite, en la mayoría de los casos, son analizados por los periodistas, dirigentes e hinchas, precisamente por la forma que rinden dentro de la cancha. Sin embargo, los mismos a parte de jugadores, son seres humanos. Y, aunque parezca una frase absurda, créannos que en más de una ocasión, hace falta recordarla y ponerla en práctica cada vez que la pelota comienza a rodar.
Es que las presiones que hoy tiene el mundo del fútbol, hacen que si un jugador mete un gol o tiene un buen rendimiento, es el mejor, mientras que si lo erra y juega mal, es el peor. Dejando totalmente de lado, el contexto en el cual se encuentra el mismo y cuales son sus valores fuera de la línea de cal.
Porque más allá de que cada uno puede tener una opinión acerca del rendimiento futbolístico de un profesional, la misma tendría que estar abocada netamente a su faceta deportiva y no a cuestiones personales o que no sean relacionadas con la técnica, táctica o estrategia de este deporte. 
Experiencia fuera de la cancha. Precisamente en Sarmiento, justamente hay un jugador que afuera de la cancha tiene gestos y realiza acciones solidarias junto a distintos actores juninenses. Este mismo, es Walter Busse, que desde su llegada a nuestra ciudad, convirtió un gol con la camiseta “Verde” y no estuvo desde el arranque en tan sólo tres encuentros, ya que el resto los disputó de titular. Sin embargo, aunque llevó durante mucho tiempo la cinta de capitán por su ascendencia sobre el plantel y la experiencia que tiene en su espalda, la misma la vuelca dentro del terreno de juego y también afuera, a la hora de ayudar a personas con vulnerabilidad social. 
La mejor asistencia. El oriundo de Güemes, Salta, de 30 años, por ejemplo desde hace ya algunos meses atrás, se comprometió a ayudar al comedor “Nariguetas” ubicado en nuestra ciudad, consiguiendo muchas cosas que le hacían falta, comenzó comprándoles la cocina industrial. También como a la gente encargada del comedor, les era complicado recolectar comida según pudo averiguar LA DEPORTIVA, luego de que las autoridades no le otorgaran la habitual ayuda que venían recibiendo, Busse se puso el equipo al hombro y él mismo pone el dinero para comprar los alimentos, para preparar la comida todos los días miércoles.
Es por ello, que los encargados de este cálido lugar donde reciben a los jóvenes más necesitados, sumado a un grupo de entusiastas que también le dan una mano incondicional a ellos, están constantemente en contacto con el ex Independiente y le agradecen el enorme y desinteresado gesto que tiene. Incluso, los días miércoles Busse es quien les sirve la comida a los pequeños y en el último tiempo también se sumó de “mozo” Brian Fernández y antes lo hacía con Fermín Antonini. 
Interiorizado con la comunidad. Por otro lado, Busse se interiorizó con el momento que está atravesando el joven Lisandro Noirat (lucha por su salud) y por ello el equipo de Sarmiento salió ante Defensa y Justicia con una bandera de apoyo que rezaba “Fuerza Licha”. Asimismo, Busse le regaló una camiseta oficial y le mandó un mensaje de apoyo incondicional mediante las redes sociales.
En otro orden, Walter estuvo en la movilización por la nena Morena Molina, fallecida recientemente debido a que fue atropellada por un mal viviente que conducía un vehículo. En el acontecimiento, donde no faltó la solidaridad de toda la gente presente, se hizo principalmente para recaudar fondos con el gran objetivo de construir un aula más en el Jardín Nº 914, que llevará el nombre de la niña anteriormente mencionada. 
Ascendencia en el plantel. Con el ambiente del fútbol, tiene una destacada participación, principalmente con los chicos de la pensión de Sarmiento. Además, cuando alguno de sus compañeros tuvo un problema económico, principalmente debido a todos los inconvenientes por los que atravesó la AFA, Busse fue uno de los que ayudó accediendo a no cobrar su sueldo y por ende dejar que cobren primero los demás.
Perfil bajo. Sin dudas que todas las acciones descritas, son sólo algunas de las que lleva a cabo el futbolista de la entidad que se encuentra disputando el Torneo de Primera División, ya que por el perfil bajo que él decide tener, muchas no son conocidas por el grueso de la gente.
Seguramente que a Walter Busse, no le va a gustar esta nota... pero nosotros igualmente nos tomamos el “atrevimiento” de dar a conocer dichas acciones, ya que los hinchas de Sarmiento y toda la comunidad de Junín, más allá de la profesión que lleva a cabo y si da un pase bien o mal o si tiene que jugar o no, merecían conocer el otro lado del jugador... 
Le brindó ayuda a Brian Fernández. Por otro lado, cuando el futbolista Brian Fernández fue desafectado de Racing Club, Walter Busse inmediatamente lo llamó y le dijo que venga a jugar a Sarmiento y que en Junín se iba a sentir cómodo. La confianza para transmitirle esto, es debido a la gran amistad que habían establecido en Defensa y Justicia, ex club de ambos.
No conforme con ello, Busse lo invitó a vivir en su casa y además lo aconsejó para que se sienta bien y que no le influyan los prejuicios que caían sobre él.
Esta situación no sólo mejoró la autoestima de Brian que dijo que adentro de una cancha era feliz y que en el club estaba muy gusto, sino también potenció la faceta deportiva, ya que el mismo, convirtió tres goles en cuatro partidos y en dos de ellos, el jugador que le dio las asistencias fue su gran amigo.

ESPACIO PUBLICITARIO