Espectacular persecución a bagayeros tucumanos




Un auto con contrabando quiso eludir el control de la ruta 5, por Las Lajitas.
Mientras funcionarios provinciales, nacionales y el obispo de San Ramón de la Nueva Orán mantenían una reunión para destrabar el problema de los bagayeros y el prolongado corte de la ruta 50, en otro punto de la provincia tres bagayeros oriundos de Tucumán intentaron evadir un control en Las Lajitas por la fuerza.
Dos hombres y una mujer, todos mayores, fueron puestos a disposición de la Justicia por "encubrimiento de contrabando en concurso real con atentado y resistencia a la autoridad".
Luego de la reunión mantenida por los distintos actores políticos, uno de los puntos acordados fue que los trabajadores de frontera podrán circular con solo dos bolsones de mercadería. El lunes, los bagayeros tucumanos que cruzaron a gran velocidad evadiendo el control apostado por Gendarmería Nacional sobre la ruta provincial 5, a la altura del km 105, en un lugar conocido como La Balanza de Vialidad, transportaban varios bultos con mercadería ilegal valuada, según parámetros aduaneros, en 140.000 pesos en el interior de un Ford Kinectic.
La acción ejecutada por los osados bagayeros prácticamente en la cara del personal del Escuadrón 45 Salta generó que los uniformados de forma veloz actuaran en consecuencia. Mientras el control se desarrollaba de manera normal, el vehículo guiado por uno de los tucumanos generó enorme sorpresa al salir de la fila de vehículos que esperaban ser revisados, aceleró y cruzó en doble fila hacia el carril contrario realizando maniobras peligrosas y, a la vez, de extrema imprudencia poniendo en riesgo la vida de los gendarmes que trabajaban en el lugar y la de otras personas.
La fuga
Desde el puesto de control en Las Lajitas, sobre la ruta provincial 5, los bagayeros tucumanos emprendieron la fuga con dirección al cruce de Ceibalito. En medio de la acción, los gendarmes alertaron al resto de las unidades y puestos de control de la zona que un auto con tres personas a bordo, dos hombres y una mujer, habían emprendido una fuga con una importante cantidad de mercadería.
Los gendarmes se subieron a una camioneta Amarok perteneciente a la fuerza y en todo momento mantuvieron en vilo a los ilegales trabajadores.
Sobre la ruta 5 la persecución se extendió unos 50 kilómetros hasta que el Ford color blanco en el que viajaban los bagayeros perdió el control, salió de la calzada y se estrelló en una banquina a metros de una finca cerca al cruce de Ceibalitos. Al colisionar con un alambrado, las personas a bordo del Ford Kinectic tuvieron que detener la marcha por la fuerza. Fueron detenidos de inmediato por los gendarmes tras una espectacular persecución.
Por disposición del Juzgado Federal de Salta secuestraron la mercadería, el auto y las personas fueron detenidas e imputadas. Los trasladaron a esta ciudad donde permanecen privados de su libertad.
Fuente: El Tribuno.com.ar

ESPACIO PUBLICITARIO