CAMPO SANTO: Cuenca se manifestó en contra de la proliferación de las ferias barriales


Mario Cuenca, intendente de Campo Santo, se mostró categórico al expresar su total disconformidad con la posible instalación en el pueblo de ferias similares a las existentes en General Güemes y El Bordo.
Estas expresiones fueron una respuesta a la instalación de una feria en un paseo ubicado en barrio Libertad, integrada por diferentes familias camposanteñas, la cual solo iba a funcionar los días miércoles. "Me llamaron los vecinos del barrio muy molestos por esta feria. Yo no tenía ningún conocimiento de la iniciativa, cuando lo primero que deben hacer es solicitar el permiso correspondiente", enfatizó el mandatario comunal.
De acuerdo a las apreciaciones de Cuenca, las ferias crecen, luego de instaladas, de manera incontrolable. "Primero dicen que es para que se ayuden las familias sin trabajo, pero en poco tiempo crecen demasiado y se hacen incontrolables. Se transforman en un problema y después comienzan con las exigencias: piden todos los servicios y que nos hagamos cargo de la basura que generan", argumentó. Y agregó que "yo no voy a autorizar ferias en el municipio y menos en un paseo que ni siquiera inauguramos".
La feria, que de acuerdo a sus miembros tiene la intención de trasladarse al interior del Club Libertad, ocupó un paseo peatonal recientemente construido, junto a un espacio público donde se instalaron juegos para la salud.
"Si ellos ocupan el interior del club, sería una situación distinta, pero de todas formas deben solicitar el permiso correspondiente por la actividad comercial que van a desarrollar", advirtió Cuenca por último, al tiempo que anticipó su intención de llamar a los feriantes a una reunión.
En otro orden de cosas, el mandatario camposanteño se mostró muy molesto con la forma de trabajo de la empresa Aguas del Norte. "Esa empresa trabaja muy mal, rompen todo y dejan las cosas sin terminar. Luego nosotros nos tenemos que hacer cargo de lo que destrozan. No entiendo por qué un pozo abierto para realizar una reparación debe estar tres meses sin ser cubierto".
Mario Cuenca hizo especial hincapié en la pérdida de una vida humana por estas negligencias. "Lamentablemente, hace una semana perdimos a un vecino de Campo Santo. No entiendo con qué necesidad dejan un pozo abierto por tanto tiempo. Eso no debería estar más de dos días sin cerrar. Ahora, después de que ocurrió el accidente, inmediatamente lo taparon. Recién ahora, también, se acordaron de poner un montón de señales", enfatizó Cuenca.
Cabe recordar que Juan de la Cruz Yebara, de 54 años, falleció al caer con su moto dentro de un pozo, que por dos semanas estuvo abierto, donde Aguas del Norte había realizado unas reparaciones.
 Fuente:  El Tribuno de Salta Edicion Digital  

ESPACIO PUBLICITARIO