CAMPO SANTO: Los gremios del azúcar acordaron lo que van a pedir


Fijaron en $22.300 el salario mínimo que deberían percibir los zafreros de Salta y Jujuy.


En las instalaciones del Sindicato del Azúcar de Campo Santo, se llevó a cabo el lunes, un plenario de la Federación Azucarera Regional, del cual participaron seis sindicatos de Salta y Jujuy.

El tema central que se trató fue el aumento salarial que será negociado por los gremios con sus respectivas patronales para la presente campaña, que comenzará el mes que viene.

Además, se habló sobre la situación de persecución de la que son víctimas algunos sindicalistas de ingenios jujeños como Ledesma y La Esperanza. "No estamos proponiendo un porcentaje como incremento, porque en estos momentos los sueldos de los trabajadores de cada ingenio son distintos, buscamos unificar los salarios y para ello hemos acordado fijar el salario mínimo en $22.300 por sobre los $16.700 que estamos percibiendo actualmente", explicó el secretario general del SOEASI (Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro), Mariano Cuenca.

Este aumento significaría aproximadamente un 35% respecto de los haberes del año pasado, teniendo en cuenta la diferencia de salarios existente entre los diferentes ingenios. "Sabemos que nadie está negociando un incremento como éste, pero lo consideramos justo, teniendo en cuenta los niveles de inflación sufridos", acotó Cuenca.

"Además, como ocurre con el ingenio San Isidro, casi todos pudieron ingresar al mercado de Europa y Estados Unidos. Por otra parte, el precio del azúcar aumentó mucho y también les incrementaron a los ingenios el cupo de elaboración de alcohol, por lo que consideramos que esos beneficios económicos que tendrá la empresa en la que trabajamos, también deben verse reflejados en los bolsillos de los trabajadores", agregó el sindicalista camposanteño.

Durante el plenario, algunos representantes de sindicatos como Rafael Vagas, del Ingenio Ledesma, denunciaron persecuciones por parte del Gobierno de Jujuy a la actividad sindical.

"Desde 2015 que somos blanco de denuncias, tanto los asesores gremiales como los trabajadores. Nosotros ya realizamos las presentaciones correspondientes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se sepa lo que pasa en Jujuy. Allí se lleva a cabo una cruel política de ajuste y presiones", dijo Vargas.

Al final de la reunión quedó firmado el acuerdo intergremial para negociar un aumento salarial común en las paritarias. "No podemos pedir un 18% como los gremios de la salud, la educación o los empleados provinciales, ellos cumplen una importante función, pero a diferencia de ellos, nosotros somos los que les generamos las ganancias a las empresas, por eso estamos convencidos que debemos sostener los $22.300 propuestos", expresaron los dirigentes en el plenario.

ESPACIO PUBLICITARIO