GENERAL GÜEMES: Cargnello designó un nuevo cura para la parroquia Virgen del Valle

Monseñor Cargnello en el acto oficiado en la parroquia Virgen del Valle. A su lado, el nuevo padre de la iglesia, Javier Cruz.

El arzobispo de Salta puso en funciones al padre Javier Cruz con una ceremonia especial realizada el domingo en el atrio de la segunda parroquia güemense en importancia.

Por Sergio Tapia

En la mañana del domingo, monseñor Antonio Cargnello, posesionó como nuevo cura de la parroquia Virgen del Valle, de la ciudad de General Güemes, al padre Javier Cruz.

El acto se desarrolló durante una misa que tuvo lugar en horas de la mañana.

El cambio se debe al alejamiento del padre León Aufredes quién fuera el primer párroco de una parroquia que fue creada en 2008 y que en el próximo mes de septiembre cumplirá 9 años.

El padre León comenzó a gestionar en el Arzobispado su traslado a otra capilla, luego de que tuviera duros conceptos contra la clase política y judicial de este municipio, a raíz del segundo robo que sufriera la parroquia a mediados del año pasado.

El reemplazo de León se concretó a pesar que aún, tal como lo expresara monseñor Cargnello, no cuenta con un destino definido.

La parroquia estuvo colmada de fieles quienes se llegaron para despedir al padre León y al mismo tiempo darle la bienvenida al padre Javier.

La capilla Virgen del Valle ubicada en el sector de la Banda Este de la ciudad, fue recategorizada parroquia debido al gran crecimiento demográfico de la población, "junto al padre Casimiro de la parroquia Santa Rosa de Lima vimos la necesidad de crear otra parroquia porque la ciudad había crecido mucho, así lo hicimos en septiembre de 2008, el padre León fue el primer cura párroco y debo reconocer que hizo bastante, sus obras están a la vista, él es una persona incansable, muy trabajadora, pero nos solicitó un trasladado seguramente ya no se sentía cómodo aquí e hicimos lugar a su pedido.

En cuanto al padre Javier, es un cura nuevo, ésta será su primera experiencia como párroco, pero tuvo muy buenos maestros en especial en Rosario de la Frontera que es de donde viene, estoy seguro que continuará con la obra de su antecesor, pero que en definitiva no es ni de él ni mía sino de Dios" manifestó monseñor Cargnello. Por su parte el padre Javier pidió al igual que lo hace el papa Francisco que oren por él "voy a necesitar de todas las oraciones posibles, quiero hacer lo mejor de esta tarea encomendada, nunca fui párroco pero estoy bien preparado, soy de Castañares en Salta, pero mi vocación me llevó a localidades del interior", expresó el flamante párroco. Hubo mucha emoción en la despedida de León quién no quiso expresar palabra alguna, solo recibió y devolvió el afecto de la gente.


Fuente:  Diario El Tribuno de Salta Edicion Digital  

ESPACIO PUBLICITARIO