Se Fue de Guemes: Apareció una chica que era buscada hace un año


Se presentó ante la justicia para pedir que no la entreguen a la madre.
LA QUIACA (Corresponsal) "No tengo idea quien se llevó a mi hija porque el exnovio anda por ahí", manifestaba el año pasado la madre de la adolescente que se encontraba desaparecida desde el 25 de febrero de 2016 y hasta ahora nadie tenía información sobre su paradero.
Incluso los familiares recriminaron a la policía de SALTA y JUJUY por no realizar los esfuerzos necesarios para ubicar a la joven oriunda de la vecina provincia. 
En todo este tiempo, casi un año, Sara del Valle Acosta estuvo en La Quiaca conviviendo con su novio de siempre donde incluso tuvo una beba en el nosocomio local 
La joven se comunicó con su abuela desde la ciudad fronteriza donde se radicó desde el momento en que decidió abandonar a su familia, "porque no quería seguir viviendo con su madre" informó su abuela. Mafalda Gallardo contó que "Sara tiene una beba de un mes y 15 días, que su nieta se encuentra bien, pero necesita asistencia psicológica porque siente temor por su madre".
Además, como tuvo un parto complicado, por el que estuvo dos días en terapia intensiva en San Salvador de Jujuy, la abuela pretende que la vea un neurólogo. 
El hecho que la adolescente haya vivido durante casi un año en La Quiaca, una ciudad chica, y que haya sido internada en el hospital local y luego trasladada a la capital jujeña, habla de cierta fragilidad del sistema de búsqueda de personas.
Cuando desapareció, el 25 de febrero de 2016, se insistía en que tanto la Policía de Salta como la de Jujuy la buscaban intensamente, la chica vivía en General Gemes, pero en agosto de 2015, por problemas en la relación con su madre, su abuela la llevó a vivir con ella en Humahuaca, donde estaba cursando la secundaria.
Cuando desapareció, había quedado transitoriamente al cuidado de su madre, de nombre Rita, porque la abuela había viajado a Buenos Aires, con otros nietos. 
"Yo estaba allá cuando me entero de que ella se había ido. Ella se va porque no quiere regresar con su mamá, por lo difícil de la situación", contó .
La abuela viajó desde Humahuaca a La Quiaca para reencontrarse con su nieta, la joven le había manifestado por teléfono "necesito que me ayudes, yo quiero estar con vos, yo quiero irme con vos" 
Tanto la abuela como la nieta ya se presentaron ante la justicia para relatar lo sucedido, trascendió que la chica declaró y aseguró que no quiere regresar con su madre porque la maltrata, y que pidió que tanto ella como sus hermanitos vayan a vivir con su abuela.

ESPACIO PUBLICITARIO