No entraba un alfiler / Por falta de lugar, en un balneario salteño se agarraron a las piñas




La capacidad del natatorio municipal Juan Domingo Perón se vio superada esta tarde y esto provocó el enojo de la gente que no pudo ingresar y quiso hacerlo por la fuerza.

A través de FM Aries, el administrador del predio, Roberto Ávila brindó detalles de los incidentes que se produjeron entre personas que intentaron ingresar por la fuerza y los efectivos de Infantería que llegaron para contener la situación.
Según Ávila, cerca de las cuatro de la tarde fue hasta el lugar que iniciaba la fila para ingresar y se prolongaba sobre calle Alvarado, para explicarles y avisarles que a las cinco de la tarde se iba a cerrar la puerta ya que la capacidad del predio estaba sobrepasada y que por esta razón era muy difícil que pudieran  entrar a la pileta.
Pese a la advertencia, el funcionario señaló que “mucha gente se quedó” en la fila y “bastó que alguien comenzara a empujar, a insultar y  despotricar” para que la situación se torne tensa.

En este contexto expresó que si bien llamaron a la policía, sólo llegaron al natatorio tres efectivos de Infantería para contener la situación, pero la gente que estaba afuera del predio seguía generando conflicto e insultando.

ESPACIO PUBLICITARIO