Bien de madrugada, en la ADP aprobaron balances y una polémica destitución




Carmen Venencia, docente de escuelas secundarias, afiliada de la Asociación de Docentes de la Provincia (ADP), denunció ante El Tribuno que no le permitieron ingresar a la asamblea que se realizó ayer, a las 6, en la sede de Coronel Vidt 81 del gremio, que se autodefine como "de puertas abiertas".
Una persona que asistió, que prefirió no identificarse, reveló que la asamblea duró unos pocos minutos y que se votaron dos mociones clave: una, para expulsar a la docente Cynthia Vuistaz, miembro de la comisión directiva, y la otra, para aprobar el balance de las cuentas de 2016. "Levantaban la mano y nadie sabía de qué se trataba", relató.
El Tribuno intentó comunicarse con la secretaria general de ADP, Patricia Argañaraz, y con el encargado de prensa del gremio, Guillermo Kripper, para confirmar la información pero no obtuvo respuestas.
"La intención es que no entre nadie", sentenció Venencia, miembro de Tribuna Docente, quien llegó poco después de las 4 al lugar de la asamblea. "Estaba rodeado de patovicas. Había gente adentro. Me dijeron que no podía ver y que recién a las 6 podría ingresar". Alrededor de las 5 comenzaron a llegar ómnibus y combis que traían gente de otras localidades de la provincia. "Los patovicas y maestras punteras, que dirigían los colectivos, me dijeron que iba a entrar primero la gente que estaba viajando desde la noche anterior", contó.
Para ingresar a una asamblea, los afiliados deben presentar su carné y el último recibo de sueldo. "Yo vi que no se los pedían. Decían que eran docentes, pero no tenían carné ni recibo. Todo estaba puntereado. La gente que llegaba en los colectivos no sabía a qué iba. Uno me dijo: "A mí me trajeron por el camping", graficó Venencia.
En un momento se empezó a demorar la entrada y se hizo un cuello de botella. Solo había una puerta pequeña para ingresar y la fila se extendía a lo largo de una cuadra. "Se hicieron las 8 y, como no había posibilidad de entrar, yo me fui", lamentó. "La gente estaba afuera como una pantalla. No quieren que haya una voz distinta. El administrativo Osvaldo Pérez me dijo que la comisión directiva iba a explicarme por qué no podía entrar, pero no aparecieron", protestó.
Con respecto a la denuncia sobre irregularidades en el gremio que hizo en un video Cynthia Vuistaz, vocal de ADP y delegada del departamento San Martín, Tribuna Docente considera que se trata de una "presión hacia la propia comisión directiva, como un enfrentamiento interno y faccional". Sin embargo, la asociación se opone a su expulsión del gremio.

UNA ASAMBLEA IRREGULAR

Norma Colpari, diputada provincial por el Partido Obrero y miembro de Tribuna Docente, llegó temprano a la sede de ADP. Quiso estar presente aunque actualmente no esté afiliada. "Estaban llegando los colectivos del interior. Muchísima gente de Colonia Santa Rosa, Orán e Yrigoyen, que fue traída por ellos (el gremio). No había docentes de Capital", describió, y calculó que había entre 300 y 400 personas.
La legisladora denunció esta asamblea, que considera irregular. "Esto ya es costumbre. Siguen con el mismo método de Virgilio Choque (extitular de ADP) desde hace años y (hacen asambleas cuando) la mayoría de los docentes descansa. Se tiene que debatir el pliego de las paritarias. Hace más de dos años que el gremio se sienta a debatir montos en negro a espaldas de la docencia, sin haber consensuado", denunció.
Colpari fue afiliada de ADP, mientras era docente de escuela. Cuando entró en función pública, se cayó su afiliación y duda de que la dejen ingresar cuando vuelva a las aulas. "Tenemos los casos de Cristina Foffani y de Patricia Poblete, que intentaron volver a afiliarse, pero no las dejaron", advirtió. "El tratamiento (de la asamblea) era sobre el balance y la memoria de las cuentas del gremio. Probablemente se eligieron los miembros de la Junta Electoral", expresó.

ESPACIO PUBLICITARIO