PREVENCION: Instalaron cámaras de seguridad en la Técnica Azurduy





La medida se aplicó con el aval de los padres. Se logró disminuir el vandalismo en el interior de la escuela
Locales:  En una inédita iniciativa, los directivos de la escuela de Educación Técnica Juana Azurduy, de la ciudad de General Güemes, incorporaron en las aulas del establecimiento un sistema de cámaras de seguridad.
El objetivo de la iniciativa, que se implementó el año pasado y cuenta con el consentimiento de los padres, es determinar responsabilidades ante las denuncias de robos, pérdidas de materiales didácticos y daños varios en el edificio que se venían registrando de manera constante en los últimos tiempos.
"Incorporamos las cámaras con el consentimiento de los padres de los alumnos. Por ahora solo las aulas del piso superior cuentan con el sistema. Estamos trabajando para completar la conexión este año, con la inclusión de las aulas y laboratorios de la planta baja", comentó el director de la Técnica Azurduy, Joe Barranco.
No existen pantallas donde se pueda monitorear minuto a minuto lo que registran las cámaras ni personal que esté destinado para tal fin. Todo queda registrado en discos donde la información será guardada por el lapso de un mes. Luego se la borra para continuar con las grabaciones.
Lucía Quiroga MAMÁ “Estoy de acuerdo. Hubo muchos robos de celulares y mucha indisciplina de los alumnos. Todo se terminó con las cámaras”.

"La intención no es controlar ni observar lo que el alumno hace todo el tiempo. Solo queremos tener la posibilidad de recurrir a una grabación cuando una situación así lo requiera", expresó Barranco.

Robos en la escuela
Los directivos de la escuela decidieron instalar el sistema de cámaras debido a los robos que se registraban en el interior del establecimiento.
La sustracción de elementos didácticos y trabajos realizados, así como la rotura de bancos y pizarrones eran constantes.
Esto generó una "catarata" de reclamos de padres, discusiones entre alumnos y el malestar de los docentes.
"Estos conflictos terminaron con la instalaciones de las cámaras, ya que ante cualquier queja se recurre a las grabaciones. El año pasado nos evitamos muchas situaciones problemáticas. Hoy los padres nos piden que completemos la instalación de las cámaras en toda la escuela", dijo el directivo.

Erradicar el vandalismo
Años anteriores, al finalizar el ciclo lectivo, las paredes de los cursos, los bancos y los pizarrones terminaban en un estado deplorable: escritos, rotos y manchados. "Hicimos todo tipo de acciones para concientizar sobre la importancia de cuidar la escuela y para generar un sentido de pertenencia, pero nada funcionó. El escenario con el que se despedía cada año lectivo era triste. Hoy eso no ocurre porque, de alguna manera, todos se sienten observados", contó.
Esta medida le permitió al establecimiento evitar gastar miles de pesos en trabajos de pintura y de carpintería para reparar las instalaciones y el mobiliario del edificio.
"Incluso, la relación entre los mismos alumnos también mejoró. El balance general es muy positivo para toda la comunidad educativa y para los mismos padres", finalizó Barranco. .


Fuente:  El Tribuno de Salta Edicion Digital 

ESPACIO PUBLICITARIO