NATURALEZA: Importante aumento de sismos en Salta

En los últimos años, la actividad sísmica en la provincia se ha incrementado notablemente. Los movimientos telúricos afectaron principalmente a Los Andes, Rosario de la Frontera, Metán y la Capital.



Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), la frecuencia de los temblores se aceleró de forma exponencial durante los últimos cinco años. 

En 2010, sucedieron 27 temblores y solo un año después se registraron casi 100 casos más. La situación se agravó en 2012, con 187 movimientos, y volvió a aumentar en 2013 con 316 sismos. 

En tanto, en 2014, ocurrieron 412 sacudidas, y en lo que va del 2015, desde el 1 de enero hasta el 31 de octubre, cerca de 467 movimientos telúricos, siendo septiembre, donde se registró más temblores, con un total de 76 movimientos. 

No obstante, en octubre se produjo el sismo más fuerteFue de 5.9 y ocurrió en el Departamento de Metán, golpeando fuertemente al pueblo de El Galpón.

Por otra lado, en Los Andes, se registraron 395 temblores durante el 2015. La mayoría de ellos, se delimitan con las localidades de Tolar Grande, San Antonio de los Cobres y el pueblo minero jujeño de Catua, que se ubica en el límite entre Salta –Jujuy.

Además, en Rosario de la Frontera, se registraron 23 temblores, Metán tembló en 18 ocasiones, mientras que en la Capital salteña ocurrieron 4 movimientos.

Según el INPRES, los sismos de Rosario de la Frontera y Metán no tienen relación alguna con los que suceden en el departamento Los Andes, cerca de Socompa o Tolar Grande, pues la parte rocosa de la tierra no es lo suficientemente rígida como para transferir esfuerzos a lo largo de miles de kilómetros.

Por su parte, Luis Suayter, doctor en Geología, explicó que desde principio de año comenzaron a registrase temblores y sismos fuertes en la zona cordillerana, llamada de interplaca, justo en el sector donde la placa pacífica se hunde por debajo de la sudamericana.

En ese sentido, explicó que los movimientos están activando y afectando las fallas que se encuentran dentro de las placas y que a su vez están bajo del suelo que pisamos.

Suayter detalló que se libera mucha energía en forma de onda sísmica y de choque, tanto vertical como horizontal, que viaja a través del suelo. “Tucumán y Salta tienen por debajo un enjambre de fallas que han comenzado a activarse”, explica. 

Por último, se refirió al sismo de 5.9 ocurrido en el Departamento de Metán, y dijo que el epicentro de este movimiento se ubicó en lo que se conoce como placa de Linares, que va desde Bolivia hasta Córdoba y atraviesa Orán, Tartagal, Parque del Rey, Metán, el dique El Cadillal y llega hasta la llanura tucumana.


Fuente: El Analista

Fuente: Medios salteños

ESPACIO PUBLICITARIO