COBOS: AGREDIERON A UN JOVEN SERRUCHANDOLE PIERNAS Y MANOS



Una banda agredió a varias familias del barrio Lucio Cornejo. Los amigos del chico herido intentaron vengarse.

La paz de la tranquila localidad camposanteña de Cobos se vio alterada este fin de semana, por una banda que, entre otros hechos, intentó cortarle con un serrucho las piernas, las manos y la cabeza a un joven del barrio Lucio Cornejo.
En la tarde del domingo, esta precaria barriada, donde las casas están pegadas unas con otras y los baños son compartidos, se convirtió en el escenario de una batalla campal.
Alrededor de las 17 un grupo de cinco personas ingresaron en forma violenta en la casa de la familia Zerpa. Allí se encontraba Fernando, un joven de 17 años, quien comenzó a ser golpeado por la banda sin que mediaran palabras.
La desigual pelea se trasladó hasta el fondo de la casa, donde Fernando cayó sobre un armario. Dentro del mueble había un serrucho que los agresores tomaron para comenzar a serrucharle ambas piernas, las manos y el cuero cabelludo hasta provocarle un profuso sangrado.
Luego pasaron a la casa de Marta Chaile, a quien amenazaron de muerte y le rompieron varios objetos de la vivienda.
Los agresores fueron identificados como "el Toro" Veytes, de 45 años; su hijo Facundo, otros dos hombres de apellido Lima y Ovejero, y dos más de localidades vecinas.
Ante los gritos desesperados de Fernando, quien había regado la casa con su sangre intentando pedir ayuda, varios de sus amigos salieron en busca de venganza. Los Veytes fueron alcanzados y agredidos a pedradas; intentaron buscar refugio en casas cercanas pero fueron rechazados desde el interior, hasta que lograron llegar a su casa, donde se atrincheraron y les llovieron los cascotazos.
La policía llegó para intervenir, pero era tal el grado de descontrol que los efectivos también sufrieron heridas. Tres horas después la situación fue controlada, no hubo detenidos pero sí denuncias cruzadas.
"No sé por qué le pegaron a mi nieto, casi lo matan, sé que ayer también pelearon y se insultaron, creo que Veytes pensó que Fernando había piropeado a su hija; ellos siempre se comportan así", exclamó Ana María Morales.
"Quiero justicia; ninguno de ellos está detenido, les tienen miedo; ellos se relacionan con todo lo malo de Cobos pero no pasa nada. A mi hijo apenas lo conocen, el vive en Jujuy, vino por las elecciones", dijo Lucía Zerpa, la madre, de 33 años.
Los Veytes no quisieron hablar, pero sí presentaron una denuncia en General Güemes.
Para los vecinos de Cobos esto va más allá de un simple piropo, está relacionado con los constantes robos y chicos drogados que se comenzaron a ver en los últimos años.
Vargas negó haber estado en la gresca
La familia Zerpa apuntó a Omar Vargas de 49 años, alias Lima, de ser parte de la gresca. “Actuó como campana” afuera de la casa. Vargas negó haber estado en la pelea, pero dijo conocer a la víctima. “No tengo nada que ver, no tengo ninguna relación con los Veytes. El chango (Fernando) debe saber quiénes y por qué lo agredieron. Que no me involucre”, señaló Vargas.

Fuente: El Tribuno.info/Salta


ESPACIO PUBLICITARIO