SEGURIDAD: Llegaron 300 gendarmes para contrarrestar la vulnerabilidad de la frontera con Bolivia

Pertenecen a escuadrones de Córdoba y Santiago del Estero. El arribo del grupo se produjo hace 48 horas, con la impronta de reforzar dos de los ingresos internacionales que encuadran a nuestra provincia


Desde las primeras horas del jueves unos trescientos efectivos de Gendarmería Nacional Argentina pertenecientes a otras dependencias refuerzan las vulnerables líneas de la frontera argentina.

De acuerdo a lo que se recogió de información, una parte del contingente fue trasladado a la zona de Profesor Salvador Mazza. La otra parte del grupo de los uniformados presta servicios en la zona de Aguas Blancas. Poblaciones que concentran el mayor movimiento migratorio y de traslado de productos de un lado a otro de las frontera con Bolivia en el caso del terrirotorio salteño.

A los vecinos de Orán les sorprendió la llegada de los colectivos trasladando a los gendarmes, sin que hayan escuchado versiones al respecto. Se supo que además de los colectivos llegaron dos utilitarios tipo traffics, y vehículos de logística. Quienes llegan desde el norte ya pueden advertir una mayor presencia de gendarmes en las rutas 34 y 50 además de patrullas que recorren caminos vecinales y pasos no habilitados.


Muralla

En el medio de los movimientos dentro de la fuerza se conocieron esta semana las declaraciones que el fiscal federal José Luis Bruno, con asiento en Orán, efectuaba a un diario español, El País.

Allí destacaba el periodíco el pedido, supuesto del funcionario, de levantar una muralla en la frontera entre ambos países. Sin embargo Bruno, desmintió que las declaraciones hayan sido puntualmente en ese sentido.

“Mis palabras estaban destinadas, si a levantar una muralla a manera de encauzar en río Bermejo en la zona del Puente Internacional, y terminar con el puerto de chalanas”.

Ese sector del puente cuando las sombras de la noche se adueñan de cada espacio, todo se convierte en tierra de nadie.
Conocidos son lo documentales emitidos por canales nacionales, que muestran un inagotable tráfico de mercancía de todo tipo que pasa por ese lugar, más accesible para las vulnerables embarcaciones, sean chalanas, gomones o balsas.

Bruno dijo que lo que se viene insistiendo es en la necesidad de un Escuadrón de Gendarmería en Aguas Blancas, con 400 efectivos de manera permanente: “Eso sí se viene planteando en cada reunión de las que tuve posibilidades de participar desde el año pasado”, dijo.


Al respecto cabe acotar que en el 2014, en varias oportunidades, tanto fiscales como jueces federales se reunieron, tanto en Orán, como en Tucumán, Entre Ríos y Capital Federal, analizando las necesidades donde se dejó sentada la vulnerabilidad de la zona, no sólo terrestre, sino también por aire.

El radar que funciona en Orán, tendría un horario determinado, lo que lo hace doblemente vulnerable por parte de los traficantes aéreos.

Fuente: Nuevo Diario de Salta

ESPACIO PUBLICITARIO