Ejemplo de Vida: Un Cerrillano de 80 años transformó un basural en una Plazoleta


Serafín Casimiro, explacero jubilado de 80 años transformó un microbasural en una plazoleta, que hoy disfrutan los habitantes de la localidad de Cerrillos, en la provincia de Salta. Con esfuerzo y creatividad Serafín generó un espacio para el esparcimiento en un terraplén que estaba plagado de alimañas.


Hace unos 10 años, el terraplén de las vías del ferrocarril, que se extiende paralelo a calle Necochea, era un espacio usado por los vecinos para depositar bolsas de basura, entre otros desechos.

Alimañas de todo tipo encontraban en el lugar el hábitat donde desarrollarse y multiplicarse. Fue cuando don Serafín tomó la iniciativa de parquizar parte del predio ubicado en la esquina de Ameghino y Necochea.

En ese pequeño espacio de aproximadamente 10 por 30 metros plantó pinos, palos borrachos (yuchán), cactus de diferente tipo, paraísos, rosales, pensamientos, palmeras, entre otros ejemplares que fueron creciendo y transformando el viejo basural en un espacio verde para el esparcimiento de los vecinos. Allí instaló luego, un subibaja para los niños, bancos de plaza y cestos metálicos para la basura.

El hombre se encarga de mantener limpio el lugar, de cuidar las plantas, regarlas y abonarlas. "Algunas veces desde la Municipalidad me ayudan para mantener el pasto corto. La gente parece haber entendido la importancia de cuidar este espacio, porque a pesar que muchos jóvenes lo usan, no generan destrozos ni nada por el estilo. Eso es muy bueno", contó Serafín, quien se desempeñó como jardinero de la plaza Serapio Gallegos del pueblo.

Además, Serafín pintó los cordones de las esquinas, a modo de señalización, dado que las calles que circundan el paseo se tornaron muy transitadas en los últimos años. Allí, además, funciona la parada de ómnibus del servicio local de pasajeros.


Un parador de ómnibus

Con voluntad y esfuerzo, a pesar de sus 80 años, Serafín Casimiro realizó una importante contribución en la tarea de cuidar el medio ambiente. Quizás por eso se siente en su derecho de pedir un parador para quienes esperan el ómnibus.

"Es una esquina con mucha circulación y donde la gente sale a esperar el colectivo que lo lleva a la ciudad de Salta, es por eso que haría falta que levanten en el lugar un parador, para que la gente se pueda protegerse del calor y la lluvia del verano", explicó Casimiro.



Fuente: eltribuno.info

ESPACIO PUBLICITARIO