#MilagroEnSalta: Llegó el caminante de Metán


El peregrino caminó 145 kilómetros con una cruz al hombro y anoche ingresó a la Catedral.

El metanense Augusto Quintana cumplió una vez más con su promesa de peregrino: caminó más de 145 kilometros, con una cruz a cuestas, para participar de la procesión del Señor y la Virgen del Milagro. Partió desde Metán y por la vera de la ruta emprendió su largo peregrinar, llevando siempre una pesada cruz, equipada con rueditas en la parte inferior. 

Partió el miércoles desde su municipio y llegó anoche a la Catedral Basílica de la capital salteña, donde fue recibido con una profusa emoción por los presentes, que rezaban la novena.

Compartir   

ESPACIO PUBLICITARIO