COBOS: LOS VIDAURRE 22 AÑOS DE SOLIDARIDAD RECIBIENDO A LOS PEREGRINOS


Hoy en Cobos reciben a los peregrinos que van hacia Salta.



COBOS: Como todos los años integrantes de la familia Vidaurre, quienes viven en la histórica localidad de Cobos, perteneciente al municipio de Campo Santo, se preparan para recibir a los peregrinos que arribarán a la ciudad de Salta por la ruta nacional 9. Los primeros caminantes comenzarán a llegar hoy a la humilde casa ubicada a la vera de la ruta y el pequeño pueblo se verá convulsionado hasta mañana, cuando los últimos peregrinos reanuden su marcha hacia la Catedral Basílica.
Los Vidaurre forman una familia de luthiers, dedicada a la fabricación de guitarras, violines, charangos, bombos, flautas dulces, entre otros. Las manos de don Eusebio aprendieron a moldear instrumentos musicales desde pequeño, haciendo de este arte su medio de vida. Muchos de esos instrumentos acompañaron el canto de grandes artistas en los principales escenarios del país.
Llegaron a Campo Santo hace 22 años, instalaron su taller en una vivienda que se puede ver a simple vista al pasar por Cobos por la ruta 9. Si son invitados a pasar, el olor a madera les dará la bienvenida, en su interior se respira un clima de trabajo artesanal y se siente la calidez de un hogar acostumbrado a la solidaridad.
Desde allí es inevitable ver pasar a los peregrinos, con una fe y esfuerzo que conmueven. "Todo comenzó hace 20 años. Vimos pasar a varios peregrinos y los invitamos a quedarse para descansar. Al año siguiente nos preparamos y recibimos un poco más de gente. Sin darnos cuenta ya eran una multitud... La casa comenzó a quedar chica y los recursos escasos. Por suerte la gente del pueblo se sumó de a poco, con mano de obra o donando alimentos, también el municipio es de gran ayuda. Hoy sin ellos sería imposible... Este año esperamos unos 5.000 peregrinos que van a ocupar con sus carpas y fogatas la mitad del pueblo", expresó don Eusebio.
La casa de los Vidaurre fue bautizada como "la última posada", ya que es el último descanso que los peregrinos realizaran antes de emprender los 40 kilómetros finales que los separan de la Catedral. "El viernes comenzamos a amasar el pan. Siempre es bienvenido quien quiera hacer donaciones o acompañarnos a amasar. Para la cena de los peregrinos necesitamos alimentos. El menú podría ser fideos con tuco o algo de pollo, eso se verá según lo que podamos conseguir. Este lugar se transforma en un mundo de gente, pero tan lleno de fe que me emociona estar aquí", dijo doña Victoria Ramos de Vidaurre.
Se esperan peregrinos de Aguaray, Salvador Maza, Tartagal, Embarcación, Orán, Urundel, Metán, Rosario de la Frontera, La Candelaria, El Tala y Tucumán. "Este año nos dijeron que también llegarán peregrinos desde Bolivia, vamos a tener mucha gente, pero todos serán recibidos", aseguró Eusebio.
Desde hace dos años, la casa cuenta con una cruz que fue donada por un peregrino de Metán, quien después de cumplir con su promesa de cargar la pesada carga en su hombro en su peregrinaje a la ciudad de Salta, en su último viaje, le hizo entrega a Eusebio para que en ella los peregrinos realicen sus oraciones antes de emprender el tramo final.

FUENTE: SERGIO TAPIA -  EL TRIBUNO DE SALTA 

ESPACIO PUBLICITARIO