Lágrimas de emoción por un sueño cumplido: jugar contra River


Andrés Podlesch, defensor de Liniers de Bahía Blanca y fanático de River, se largó a llorar luego de haber vivido un momento muy especial en su vida.



Para los equipos grandes la Copa Argentina suele tomar color a medida que van superando las fases y empieza a aparecer la zanahoria de la Copa Libertadores como premio para el campeón. Pero para muchísimos otros clubes, la gloria está al comienzo, en la expectativa del sorteo y en la chance de poder jugar contra todos esos jugadores que ven mediante una pantalla.

Fue el caso de Liniers de Bahía Blanca, equipo del Federal B, que enfrentó a River por los 32avos de final y a pesar del 2-0 en contra y de la amplia distancia de jerarquía que existe entre ambos planteles, grabará el 3 de junio de 2015 en lo más alto de su historia.

Así lo demuestra Andrés Podlesch, el experimentado defensor de 30 años del conjunto de Bahía, que no aguantó la emoción y se largó a llorar en una entrevista apenas terminado el partido.

"Soy hincha de River de toda mi vida, lo disfruté al máximo, no daba más. Jamás pensé que me iba a pasar esto. Les agradezco a los jugadores de River porque nos respetaron y porque jugaron al máximo. Sabíamos que había una diferencia abismal, pero dejamos la vida", resumió Podlesch.


Dejanos Tus Comentarios

ESPACIO PUBLICITARIO