JUAN MANUEL URTUBEY ES REELEGIDO EN SALTA CON AMPLIA MAYORÍA


Acompañados por funcionarios nacionales, apostó a la continuidad del modelo kirchnerista. 
El categórico triunfo de la fórmula del Frente Renovador para la Victoria, Juan Manuel Urtubey y Miguel Isa, clausuró ocho meses de campaña provincial y, de inmediato, la política salteña ingresó en una carrera decisiva con la mirada puesta en las elecciones nacionales.
Urtubey ( 51.20%) amplió la ventaja obtenida en las Paso y derrotó a Juan Carlos Romero y a Alfredo Olmedo (30,64%) por más de 20 puntos de ventaja. Sin embargo, el frente opositor ganó las intendencias de varios municipios, entre ellos Salta capital, donde logró una decisiva victoria de Gustavo Sáenz.

En ambos bunkers se notó clima de algarabía.
Urtubey e Isa estuvieron acompañados por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y el ministro del Interior y candidato, Florencio Randazzo, entre otros funcionarios nacionales. Todos se esmeraron en asociar el éxito local con el modelo kirchnerista. La de Salta es, hasta ahora, la única victoria significativa del Frente para la Victoria. Contrasta, por cierto, con los resultados de la capital federal, Santa Fe y Mendoza, pero fue la ocasión para revalidar un sistema político de rasgos nítidos basado en la acción vigorosa del Estado en la política y la sujeción de la economía a la política. Hubo una enfática reivindicación de Néstor y Cristina Kirchner y, en el caso de Randazzo, una descalificación a Daniel Scioli por un supuesto pasado "menemista". Urtubey, asimismo, anticipó su proyección nacional, aunque enfatizó que será gobernador hasta 2019.


En el otro bunker, Romero anticipó la necesidad de trabajar desde ahora por la elección de diputados nacionales, sostuvo que "cualquiera sea el gobierno nacional, el legislador debe defender los intereses de su provincia" y anticipó que "vamos a acompañar la voluntad nacional de cambio" encarnada en Sergio Massa y Mauricio Macri. En la misma dirección, Gustavo Sáenz aseguró que "la ciudad de Salta se sumó a la voluntad de cambio en todo el país".
El Partido Obrero, cuyo caudal de votos retrocedió mucho con respecto a 2013, y la renacida UCR disputan el sitial de la tercera fuerza provincial. Ambos partidos, de todos modos, llegaron al comicio con alineamientos nacionales explícitos.

Dejanos Tus Comentarios

ESPACIO PUBLICITARIO