Publicaciones Principales Titulos

Aquí podrás encontrar noticias de todo el ámbito Departamental, de la ciudad de Gral. Güemes, Campo Santo y El Bordo, toda la movida en Imagenes y Video. www.gralguemes.com.ar

Seccion Noticias

Aquí podrás encontrar noticias de todo el ámbito Departamental, de la ciudad de Gral. Güemes, Campo Santo y El Bordo, toda la movida en Imagenes y Video. www.gralguemes.com.ar

Video Noticias y Novedades de Guemes

Aquí podrás encontrar noticias de todo el ámbito Departamental, de la ciudad de Gral. Güemes, Campo Santo y El Bordo, toda la movida en Imagenes y Video. www.gralguemes.com.ar.

www.gralguemes.com.ar

Aquí podrás encontrar noticias de todo el ámbito Departamental, de la ciudad de Gral. Güemes, Campo Santo y El Bordo, toda la movida en Imagenes y Video. www.gralguemes.com.ar

El 1° Portal de Gral Güemes

Aquí podrás encontrar noticias de todo el ámbito Departamental, de la ciudad de Gral. Güemes, Campo Santo y El Bordo, toda la movida en Imagenes y Video.

En Güemes se recordó el juramento de fidelidad a la Bandera Nacional


El nacimiento del pabellón es sin dudas uno de los hechos más importantes de la historia argentina. Sucedió en Salta, el 13 de febrero de 1813, en una de las márgenes del río Juramento donde ayer recordó la fecha.


En el lugar exacto donde las tropas del general Manuel Belgrano juraron en Salta lealtad a la Bandera Nacional se celebró el bicentenario de ese acontecimiento histórico. Episodios de ese hecho, además del juramento de obediencia a la Asamblea General Constituyente, se recordaron ayer en el río Juramento (conocido en la época como Pasaje).
El acto estuvo encabezado por el gobernador Juan Manuel Urtubey y el intendente de la localidad, Daniel Segura. Concurrieron otros funcionarios y representantes de instituciones de Salta, Jujuy y Tucumán, fuerzas armadas y de seguridad.
El monumento al general Manuel Belgrano, que recuerda los acontecimientos, se encuentra en inmediaciones del emblemático río salteño, próximo a la ruta nacional 34.
“Señor Dios y Padre nuestro, dueño de nuestra historia, permítenos agradecerte en esta mañana el poder ser testigos y parte de esta fiesta que recuerda el Bicentenario de aquel momento en el que nuestros soldados, después de haber atravesado este río que hoy llamamos Juramento, a lo largo de tres jornadas pudieron reunirse aquí y con profunda emoción manifestar su fidelidad a la Asamblea del año XIII. Nacía la concepción de la libertad”, dijo el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello.
“En mi carácter del presidente del Instituto Belgraniano de Salta, entidad con casi siete décadas de labor continua de recordación permanente de la magna gesta del general don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, quiero destacar el orgullo y el honor que representa para nuestra institución compartir este noble acto”, dijo Jorge Skaff.
Urtubey agregó: “Les quiero pedir que en este día, desde este lugar donde Belgrano constituyó uno de los hitos más importantes de nuestra historia, que recordemos y tomemos valor de lo que significó ese acto hace 200 años exactamente en este lugar. Bien se dijo aquí que el general Belgrano hizo jurar lealtad a la bandera, hizo besar a la bandera y la espada hecha cruz a cada uno de los hombres que se prestaban a dar una de las batallas más importantes libradas en suelo argentino”.
En el lugar donde se celebró el acto estaba Virgilio De Brito, sobrino de quien descubrió el lugar.
“Mi tío, don Baltazar Guzmán, un gaucho metanense, descubrió este lugar en 1934 cuando campeando en el monte encontró el algarrobo en el que estaba grabada la fecha de la histórica jura”, dijo a El Tribuno.
“Luego hizo limpiar el sector, colocó un monolito de piedra y avisó a los historiadores y autoridades, quienes visitaron el sitio y lo nombraron custodio de la bandera de Juramento”, destacó el hombre.

Gral Güemes: El increíble caso de un joven con intestinos al descubierto


Gerardo Joaquín Ancieta (20) pidió una derivación hacia un centro médico de alta complejidad. Contó su experiencia en el hospital San Bernardo. “Me hacían dormir afuera y no querían tocarme”, dijo.


Aterrador. El relato del joven Gerardo Joaquín Ancieta, de 20 años, es incomprensible, indignante y deja en evidencia la discriminación y abandono que sufre por parte de las autoridades políticas y de salud, desde hace cuatro años.
Su vida tuvo un cambio rotundo a mediados de 2009, cuando fue apuñalado a la salida del boliche Reina Loba en la localidad de General Gemes, y tras ser derivado al hospital San Bernardo se le diagnosticó pólipo intestinal, por lo que fue intervenido quirúrgicamente de inmediato.
Sin embargo, tras la operación, su conducto membranoso sobresalió de la piel y quedó al aire. A partir de ese momento, la vida del joven corre peligro a cada segundo y, según explicó, ese fue el motivo de presentarse desesperado en la planta editorial de El Tribuno para que alguien se responsabilice de su angustiante situación.
“Estuve cerca de tres meses en el hospital, internado en grave estado. A esta capital llegué con 55 kilos y me fui con 37”, señaló.
“Después de la operación, volví a mi casa en General Gemes, pero antes de fin de 2009 regresé para que me volvieran a operar, porque tenía los intestinos colgando”, contó.
“No solo me trataron como a un perro que hacían dormir afuera, sino que además, en las curaciones, nadie quería tocarme ni hacerse cargo de mí. Estuve muy angustiado durante todo este tiempo porque sentí que los médicos del San Bernardo me discriminaron y abandonaron”, añadió.
Meses después del frustrado paso por el nosocomio local, Ancieta se hizo presente en la Fundación Azul -una entidad de beneficencia orientada básicamente a la familia policial-, en la que su presidente, Rodolfo Serrano, le brindó asistencia médica y lo alojó.
“Cuando fui a preguntar al hospital sobre su caso, los profesionales me dijeron que se declararon incompetentes y por eso pedí una derivación urgente hacia algún establecimiento de alta complejidad, pero nadie me llevó el apunte y ahora tendré que pedir de manera urgente una entrevista con algún responsable del Ministerio de Salud”, declaró Serrano.
El peligro está latente
El caso del joven Ancieta es de extrema gravedad y puede morir de un momento a otro. “Se me pueden infectar los intestinos o hundirse... y ahí si que no te cuento más mi historia”, ironizó.
“Afortunadamente, Serrano y la gente de la Fundación Azul me brindan la atención que pueden y en base a una dieta, me dan de almorzar y cenar”, agregó.
Al ser consultado por los alimentos que tiene permitido consumir, dijo: “Solo verduras y pollo hervido, en pedazos chicos y comiendo despacio”.
“Hoy no podría volver a vivir en mi casa (situada en el barrio Cooperativa Ruiz de los Llanos) porque somos muy humildes y mi mamá, Josefina Patrona, está desesperada y ya no sabe qué hacer”, agregó el joven.
“Solo quiero avisarle al gobernador Juan Manuel Urtubey que tengo muchas ganas de vivir y espero que él me haga "realidad la esperanza', porque hasta ahora a nadie parece importarle”.
Por su parte, Serrano comentó preocupado: “Estamos solicitando los trámites para que nos faciliten la historia clínica de Gerardo y así poder enviarla a los centros más destacados del país. Espero que no sea demasiado tarde”.

ESPACIO PUBLICITARIO